Trabaja como Agente Exclusivo de SegurCaixa Adeslas

Únete

5 tips para ser un buen comercial

5 consejos para ser un buen agente comercial de seguros

Si acabas de empezar como agente comercial de seguros o llevas ya un tiempo, te habrás dado cuenta de que lograr una venta es más difícil de lo que parece. Si quieres aumentar tus números a la vez que mantienes una buena relación con tus clientes, te recomendamos que leas los siguientes consejos.

Las ventas requieren paciencia, entrega, empatía, negociación y estudio del cliente potencial; habilidades que cualquiera puede desarrollar. La clave es la perseverancia, cuanto más practiquemos mejor lo haremos. Además de estas habilidades, hay una serie de procesos que puedes realizar para aumentar tus números.

1. Conoce a tu producto

¿Cómo vas a vender algo sin saber en que destaca? Actualmente con el mercado tan saturado de productos y con nuevos saliendo cada día, se hace imprescindible distinguirlos y eso pasa por su discurso. Una buena descripción del producto no solo lo hace destacar, sino que muestra sus ventajas y como su adquisición mejorará la vida del potencial cliente. Para esto es imprescindible que el comercial conozca a la perfección lo que oferta, lo cual solo se consigue si puede responder a estas cuestiones: qué es, para qué sirve, cómo funciona, a quien va dirigido, qué lo distingue y si tiene alguna desventaja.

Si puedes contestar todas estas preguntas no solo quedarás ante los clientes como un vendedor serio y experto en su campo, sino que les dará confianza, ya que no les ocultas información.

2. Conoce a tus clientes

El siguiente paso para ser un buen agente de seguros es analizar a tu público objetivo, ya que una vez que te has informado sobre tu producto hay que encontrar el perfil que estaría más dispuesto a comprarlo. Normalmente, al investigar el producto surgirá el perfil del cliente, pero si todavía no estamos seguros, podremos encontrarlo si evaluamos las funcionalidades y el nivel adquisitivo que necesita para comprarlo.

También es importante recordar que el perfil no es el cliente en sí, es decir, el público objetivo se refiere a unas ideas muy generales de cómo será el potencial cliente pero, cuando hablamos con una persona, tenemos que esforzarnos en comprender sus características únicas, qué lo motiva.

Debemos empatizar con él.

3. Empatizar

Cada persona es única y por tanto la persona que tienes en frente también lo es, por lo que no puedes lanzarle un discurso tipo, para todos igual. Debes adaptarlo a sus circunstancias personales, a lo que le motiva, a sus necesidades. Para conocer todo esto debes escucharle activamente cuando te hable. Deja que te cuente lo que le preocupa, hazle preguntas y así te harás una idea de lo que busca y podrás decidir qué producto venderle.

4. Buenas dotes de comunicación

Después de analizar tu producto y potencial cliente, cuando tienes claro qué producto estaría más dispuesto a adquirir, es hora de abordar la venta. Para esta fase final debes contar con unas buenas habilidades de comunicación: debes resumir y ordenar la información de tal manera que lo primero que digas sea lo que el cliente quiere escuchar. Has de ser capaz de negociar, ya que es muy difícil que encuentres a alguien que acepte todo a la primera. En ese caso puedes usar sus preguntas y negaciones para hacerle ver cómo tu producto le resolverá un problema o cómo la vida se le podría complicar si no lo adquiere.

Piensa que vender es como una exposición, cuanto más la practiques mejor te saldrá. Con estas 3 técnicas de ventas para agentes seguro que incrementas tu cartera de clientes.

5. Aprende el arte de la post-venta

El proceso no termina cuando cierras una venta. Es más bien el inicio.

En esta fase debes mantener el contacto con el cliente para asegurarte de que está satisfecho con el producto y, en el caso de existir alguna necesidad, solucionarla lo antes posible. Esta fase es la que se conoce como post-venta y lo que se persigue es fidelizar a los clientes para que ellos sean los embajadores de la marca y de ti, de manera que puedas conocer a más personas e incrementar tus contactos y ventas.

Trabaja como agente de seguros

¿Qué tal? ¿Has descubierto que te apasiona ayudar a los demás? ¿Te interesa el área de seguros? Si es así trabaja como comercial de seguros con nosotros.