Trabaja como Agente Exclusivo de SegurCaixa Adeslas

Únete

7 consejos para mejorar tus habilidades de venta

Siendo comercial, la facilidad de palabra, las habilidades de comunicación y las técnicas de venta son clave en el día a día de la profesión.

En el artículo de hoy vamos a darte 7 consejos para mejorar tus habilidades de venta que no sólo te permitirán vender más o adquirir nuevos mecanismos, sino también crecer profesionalmente.

1. Genera confianza.

Como ya sabréis, la confianza es básica en cualquier proceso de venta y para generar confianza debes poner atención en todos los puntos.

Cuando una empresa genera confianza en su marca, en su comunicación y en su producto, debe hacerlo también en el contacto personal con el cliente o con el potencial cliente. Por ello, es clave que como comercial seas capaz de mantener e incluso aumentar la confianza de tu interlocutor.

Para conseguirlo, debes generar tranquilidad y crear una conexión con tu interlocutor, apostar por el enfoque humano, es decir, interesarte y prestar atención a lo que tiene que decir el cliente para mostrarle que tu interés no es vender, sino aportar la mejor solución a lo que te está exponiendo.

Para conseguir esta confianza también serán básicos algunos de los consejos que vamos a ver a continuación.

2. Escucha y sé empático.

Como hemos comentado anteriormente, escuchar a tu cliente es un paso primordial para poder entenderle. Además, debe ser una escucha activa, es decir, debes prestar atención real y visible y pensar en el mejor producto o servicio para atender a sus necesidades.

Por otro lado, también debes ser empático con lo que te cuente el cliente, incluso en esas ocasiones en las que no estés de acuerdo. Aconseja, informa y da tu opinión personal sin entrar en discusiones o enfrentamientos por lo que te estén contando.

3. Innova.

Quizá te parezca un consejo vacío, pero para nada lo es. Los clientes estarán acostumbrados a tratar con muchas personas, entre ellas comerciales y si quieres ofrecer algo diferente debes ser innovador y aportar un valor añadido.

Para ello, lo mejor es ser auténtico, ser tú mismo y entender que al fin y al cabo estás hablando con una persona con una necesidad que tú puedes satisfacer, por lo que muéstrale que eres la mejor opción para ello.

4. Comienza con buen pie.

Los dos primeros minutos con una persona generan una primera impresión que, nos guste o no, marcará la pauta de la futura relación. Si durante esos dos primeros minutos generas una buena impresión en tu interlocutor, tendrás mucho ganado.

La expresión facial y corporal te ayudarán mucho. La sonrisa, por ejemplo, genera más confianza y te ayudará a dar una buena impresión. Por otro lado, la vestimenta y la apariencia física tendrán que ir en consonancia con la marca que representas y el servicio que ofreces.

5. Usa tu voz.

La modulación de la voz, su tono, velocidad y gravedad es clave en las habilidades de venta. Cómo vender más no depende de saberse todas las características de un producto o servicio al pie de la letra, sino de saber cómo y qué transmitir en cada momento.

Las personas somos muy sensibles a la voz y mediante la voz se pueden expresar muchas sensaciones. Por ejemplo, en el caso de que pretendas transmitir algo emocionante, deberás usar un tono más agudo y con mayor volumen y velocidad. Si, por el contrario, estás tratando un tema más serio, emplea un tono más grave y a una velocidad más sosegada que te permita generar empatía y hacer entender lo que estás contando.

Las técnicas de venta dependen mucho de la voz y si quieres convertirte en un buen comercial, debes practicar y comprender que la voz es una de tus mayores aliadas en esta profesión.

6. Conoce a tu cliente.

Investigar y conocer bien a tu cliente es un primer paso que no debes saltarte de ninguna manera. Previamente a dar rienda suelta a tus habilidades de venta, es necesario que sepas qué busca el cliente, que conozcas sus inquietudes, sus necesidades y su filosofía y valores de empresa.

En este caso, es aconsejable hacer una investigación previa a la primera reunión para llegar con la máxima información posible y completar estos datos posteriormente cuando veas al cliente.

Es importante recalcar que la relación con un cliente es de ayuda. En algunas ocasiones los clientes pueden estar a la defensiva en algún punto de la relación. Si se da el caso, recuérdales que estás trabajando para dar solución a sus problemas y que si trabajáis mano a mano, en equipo, será mucho más sencillo y rápido llegar al objetivo.

7. Mantente actualizado.

La venta es un arte en continua renovación y si quieres estar al día e incluso ser innovador en tus técnicas de venta, debes estar atento a las novedades y mantenerte actualizado para enriquecerte como profesional y mejorar tus habilidades de venta.

El hecho de aprender a vender más depende de muchos factores y no todos son controlables, pero algunos de ellos los hemos visto en este artículo y te serán de gran ayuda en tu actividad profesional. Ahora sólo te queda una cosa por hacer: ¡Practica, practica y practica! Sólo así irás mejorando día a día.