Trabaja como Agente Exclusivo de SegurCaixa Adeslas

Únete

¿Cómo evitar la procrastinación?

Procrastinar es aplazar una obligación o trabajo. A todos nos pasa que en muchas ocasiones cuando un trabajo no nos hace especial ilusión, lo aplazamos en el tiempo e incluso realizamos otras tareas para seguir aplazando el momento en el que empezar con dicho trabajo.

¿Es la procrastinación lo mismo que la pereza? No exactamente. Lo cierto es que el hecho de procrastinar se debe a una serie de sentimientos y a tu autoestima.

Por lo tanto, la procrastinación tiene que ver con querer evitar sentimientos negativos como la ansiedad, la inseguridad, la frustración… que nos provoca ese trabajo que debemos comenzar. El problema es que aplazar el momento de comenzar hace que nos sintamos mal con nosotros mismos porque sabemos que lo debemos hacer y, aun así, lo seguimos aplazando.

Procrastinar puede producir un alivio inmediato, pero las sensaciones negativas se acrecentarán si aplazas tus tareas y el malestar será mayor.

Consejos para evitar la procrastinación

Ya hemos visto qué es y por qué se produce la procrastinación. Ahora nos vamos a centrar en cómo evitar esta procrastinación y que no afecte a nuestra salud mental.

1. Cambia tu actitud hacia el trabajo

Muchas veces, un simple cambio en la actitud que se muestra ante ese problema es fundamental. En vez de afrontarlo como algo muy negativo y que estás obligado a hacer, debes verlo como algo que quieres hacer y superar.

2. Divide lo grande en tareas pequeñas

Cuando te enfrentas a un proyecto muy amplio y ambicioso, puede surgir el problema de no saber ni por dónde empezar ni cómo abordarlo. Para evitar que el proyecto te supere, divídelo en tareas más pequeñas y asumibles para que cumpliendo cada tarea avances en el proyecto y seas capaz de sacarlo adelante.

3. Organiza y gestiona el tiempo

El tiempo es un aspecto clave para tratar de evitar la procrastinación. Aprender a gestionarlo correctamente es básico y a continuación te damos unos consejos:

  • Establece un calendario de actividades y entregas para saber claramente qué plazos debes cumplir
  • Establece prioridades entre las tareas y organízalas de manera que puedas cumplirlas en el tiempo que tienes
  • Elabora un horario en el que indiques los tiempos que vas a dedicar a cada tarea de manera que tengas muy claro a qué vas a dedicar tu tiempo en cada momento
  • Crea un espacio de trabajo apropiado en el que te sientas cómodo y tengas todo lo necesario para desarrollar tu actividad
  • Haz pausas que te permitan descansar y desconectar para poder volver a retomar el trabajo con energía

Para gestionar mejor el tiempo, además de seguir esta serie de tips, también puedes emplear algunas técnicas y métodos que te ayuden.

El método “Getting Things Done” (GTD), por ejemplo, indica que se debe tratar de organizar la información con alguna herramienta externa que te permita descargar tu mente y no depender de tu memoria para recordar todo lo que tienes que hacer.

El Time Blocking consiste en dividir tus horarios de trabajo en bloques bien marcados de actividades, de manera que en cada momento sabes lo que debes realizar y disminuyen las pérdidas de tiempo.

Existen muchos otros métodos, pero queríamos resaltar estos dos porque nos parecen muy interesantes.

4. No todo es blanco o negro

Cuando te enfrentes a un proyecto debes tener claro que no todo es blanco o negro, es decir, no debes tener la idea de que la tarea o está perfecta o es completamente errónea. En la mayoría de los casos hay cosas que están bien y cosas que están mal y así debes contemplarlo.

5. Ten claros los objetivos

Conocer los objetivos del trabajo ayuda a saber cuál es tu contribución y a darle sentido a lo que estás haciendo.

Como hemos visto, la procrastinación es un elemento que seguro que ha estado presente en mayor o menor medida en tu vida personal y laboral. Es algo común y se debe tratar de evitar porque puede producir malestar y sentimientos negativos en cada uno de nosotros.

Con estos 5 consejos para evitar la procrastinación, esperamos haberte ayudado a tener una idea clara de cómo empezar a prevenir la aparición de la procrastinación en tu día a día y así mejorar tu estado de ánimo y tu bienestar mental tanto en el trabajo como en tu vida privada.