Trabaja como Agente Exclusivo de SegurCaixa Adeslas

Únete

Cuáles son las diferencias entre agente de seguros y corredor de seguros

Los agentes de seguros y los corredores de seguros son dos figuras de mediación de seguros recogidas en la Ley 26/2006, de 17 de julio, de mediación de seguros y reaseguros privados. Ambas figuras se consideran a efectos legales mediadores de seguros, pero presentan diferencias tanto en requisitos como en desempeño profesional. Si las actividades y características del agente de seguros descritas en el artículo te parecen atractivas y te interesa desarrollarte profesionalmente en este campo, no lo dudes y conviértete en agente de seguros en SegurCaixa Adeslas.

Corredor de seguros y agente de seguros ¿qué los diferencia?

La principal diferencia entre un corredor de seguros y un agente de seguros es para quién operan, es decir, a quién representan en su labor de mediación de productos aseguradores. Por un lado, encontramos al agente de seguros, que desarrolla su actividad supeditado a una compañía de seguros, esto es, el agente de seguros siempre realiza su labor como representante de una compañía de seguros.

El corredor de seguros se situaría en la parte contraria del espectro de esta mediación de seguros. Mientras que el agente actúa como representante de los intereses de una compañía, ofreciendo los productos de esta compañía al cliente, el corredor de seguros actúa sirviendo los intereses del cliente, que le presenta unas necesidades ante las que el corredor sondea el mercado para encontrar entre la múltiple oferta de las compañías aseguradoras los productos que, a su juicio, mejor se adaptan a estas necesidades.

Mientras que al corredor de seguros se le exige realizar su actividad con independencia respecto a las compañías, citando la Ley 26/2006 “ofrecerá sus servicios de manera independiente, profesional e imparcial a quienes demanden la cobertura de los riesgos a que se encuentran expuestos sus personas, sus patrimonios, sus intereses o responsabilidades”, el agente de seguros está obligado por dicha ley a tener un vínculo contractual con una compañía.

Por lo demás, su actividad es muy similar, realizando una labor de asesoramiento y contratación de productos de entidades aseguradoras. Y por supuesto, para el desarrollo de dicha actividad, es necesario recibir una formación concreta.

Volver a Actualidad

30/08/2019