Trabaja como Agente Exclusivo de SegurCaixa Adeslas

Trabaja como Agente Exclusivo

Qué es y a qué se dedica un agente de seguros

Los seguros son una herramienta para proteger aquello que más nos importa, desde nuestras posesiones más preciadas como nuestro hogar o nuestro vehículo hasta a nosotros mismos, a través de pólizas que protejan nuestra salud y nuestra propia vida.

A la hora de contratar un seguro es básica la mediación de un agente de seguros. Pero qué es exactamente un agente de seguros, a qué se dedica y por qué es tan importante su labor.

Qué es un agente de seguros

La definición oficial de agente de seguros viene marcada por Ley, en concreto la Ley 26/2006, de 17 de julio, de mediación de seguros y reaseguros privados vigente desde julio de 2006. Dicha ley expone que un agente de seguros es “la persona física o jurídica que, mediante la celebración de un contrato de agencia con una o varias entidades aseguradoras y la inscripción en el Registro administrativo especial de mediadores de seguros, corredores de reaseguros y de sus altos cargos, se comprometen frente a éstas a realizar la actividad definida en el artículo 2.1 de esta Ley”

La actividad a la que se refiere la definición recogida en el artículo uno habla de la mediación entre tomadores de seguros, asegurados y reasegurados y las entidades aseguradoras.

Simplificándolo a un lenguaje más mundano, un agente de seguros es un intermediario entre una persona que busca contratar cualquier tipo de seguro y la compañía que ofrece esos seguros.

A qué se dedica un agente de seguros

Como mediador entre futuro asegurado y compañía aseguradora, el agente de seguros cubre una serie de tareas básicas para que la relación entre ambas partes sea transparente, honesta y fructífera:

  • Búsqueda de clientes. Como es lógico, para mediar entre dos partes necesitas que existan estas dos partes. Una de las principales tareas de un agente de seguros es la captación de clientes y su mantenimiento.
  • Venta de productos de la compañía. Una vez localizados los clientes, el agente se encargará de vender los productos que mejor se adapten a sus necesidades y deseos. Aquí debe hacer hincapié en que el asegurado comprenda lo que está contratando y en especial sus coberturas, tanto lo que entra en ellas como lo que no lo hace. Además, de esta labor para con el cliente también deberá analizar su nivel de riesgo. Por ejemplo, si habláramos de un seguro médico tendría que valorar mediante las pruebas médicas que presente el cliente, si este es apto para contratar dicho seguro.
  • Mantenimiento de clientes. El agente deberá llevar a cabo un seguimiento de los clientes. Desentenderse de los mismos en cuanto firmen la póliza es el camino más rápido para perderlos. Hay que trabajarlos, desde asesorarles ante cualquier problema o reclamación hasta ofrecer ventajas exclusivas a aquellos que por su fidelidad o facturación lo merezcan.
  • Gestionar las reclamaciones relacionadas con los seguros. Ante cualquier reclamación, recopilar la información por parte del cliente, contrastarla con la póliza que tiene contratada, explicar al cliente los términos de la cobertura y en caso de tener que realizar algún pago, controlar que se haga correctamente y en un tiempo razonable.

Por qué es importante la labor de un agente a la hora de contratar un seguro

El agente de seguros tiene una labor muy importante a la hora de contratar los mismos. El agente no solo es un mero mediador, supone el factor humano, el elemento palpable entre los deseos de un cliente y los fríos productos de una compañía.

Un buen agente de seguros debe generar en el cliente confianza, seguridad y cercanía. Ante la basta ofertas de compañías aseguradoras y productos, la labor del agente es indispensable para marcar la diferencia a la hora de decidirse por una u otra.