Trabaja como Agente Exclusivo de SegurCaixa Adeslas

Únete

¿Qué es un seguro multirriesgo?

Las pólizas de seguro multirriesgo pueden definirse como contratos de seguro en los que se cubren diferentes riesgos (robo, rotura de cristales, responsabilidad civil, etc.) en una única póliza. Esta simplificación de los seguros multirriesgo favoreció de manera muy importante el desarrollo del seguro ya que permitió que los clientes gestionen una única póliza, permitiendo con ello que fuera más económico ya que también gestionan un único recibo.

Los seguros multirriesgo son seguros para inmuebles, tanto como para domicilios particulares como comerciales. No obstante, dependiendo de la compañía aseguradora, la póliza o el seguro multirriesgo puede variar en función del tipo de inmueble o del asegurado. Es decir, en ocasiones puede haber diferencias entre pólizas si la persona que lo va a contratar es un particular para su hogar, una comunidad de vecinos o una empresa para su oficina.

Diferencias entre Seguro Multirriesgo y Seguros de Hogar

Como hemos comentado, el seguro multirriesgo surge de la necesidad de cubrir diferentes siniestros en una única póliza.

Tradicionalmente los seguros de hogar cubrían únicamente incendios. De hecho, se llamaban seguros de incendios y aún hoy en día podemos encontrar sobre los portales de algunos edificios los clásicos carteles de "vivienda asegurada ante incendios".

Este seguro se fue adaptando a las necesidades, cubriendo en general las catástrofes naturales.  Es el seguro más básico que una persona puede contratar para su vivienda. Se suelen conocer como seguros de hogar o seguros por daños.

Estas pólizas están reguladas en el Artículo 10 del Real Decreto 716/2009, de 24 de abril, por el que se establece la obligatoriedad para todas aquellas viviendas que cuenten con una hipoteca.

Los seguros multirriesgo dan un paso más allá, y como hemos comentado, cubren multitud de siniestros en el hogar. Pero la ventaja de estas pólizas no es únicamente que cubran el continente (paredes, suelos, estructuras, etc.) ante los riesgos, su punto diferencial se basa en que también cubren el contenido de la vivienda e incluso riesgos de responsabilidad civil.

Qué Incluye un seguro Multirriesgo

Los seguros multirriesgo deben cubrir como mínimo aquello que está dispuesto en la ley, más todos los extras que la compañía aseguradora considere.

A continuación, compartimos algunas de las coberturas de los seguros multirriesgos comunes en la mayor parte de compañías aseguradoras:

Daños por incendios

Los seguros multirriesgos cubren ante catástrofes de incendios. De forma habitual cubren tanto los daños del continente, como los daños del contenido, es decir tanto las estructuras dañadas de la vivienda (paredes, techo, etc.) como los muebles, electrodomésticos, etc.

En ocasiones las coberturas de incendios de los seguros multirriesgos también pueden incluir daños, como puede ser suciedad por humos de incendio o algún tipo de siniestro a causa de un rayo, aunque no haya existido incendio.

Recordamos que antes de contratar una póliza es importante revisar las coberturas. En nuestro artículo estamos comentando lo que cubren de forma general los seguros multirriesgos, pero dependiendo de una compañía u otra esto puede cambiar.

Daños por robos

Los seguros multirriesgo cubren los daños causados a la vivienda o inmueble a causa de un robo o un asalto con entrada forzosa, por ejemplo, daños a la puerta o ventanas. También las pólizas incluyen indemnizaciones de aquellos bienes asegurados que han sido robados. Es importante revisar qué tipo de bienes cubren cada póliza.

Daños por agua

Igual que ocurre con las coberturas de incendios, los seguros multirriesgo suelen cubrir tanto el contenido como el continente de daños ocasionados por agua tanto propias como causadas por un tercero, como puede ser un vecino. Estos daños suelen ser por filtraciones de agua o goteras a causa de averías en cañerías, canalones, salidas de agua, averías en electrodomésticos, etc.

Dependiendo de la compañía aseguradora, los daños ocasionados en electrodomésticos puede que no se cubran.

Daños por sobrecarga o alta tensión eléctrica

También muchas de las pólizas multirriesgo cubren daños a causa de subidas de tensión en el inmueble. Esto cubriría la reparación de la red eléctrica si fuera necesario, así como otros posibles daños ocasionados. También como ocurre con el de incendios o agua, puede cubrir daños a aparatos electrónicos o electrodomésticos que hayan podido ser dañados tras el accidente.

Rotura de cristales

Muchos de los asegurados no saben que los cristales se pueden asegurar y muchos de los seguros multirriesgo lo cubre. No importa si el cristal es del continente, es decir, cristales de ventanas, puertas o algún tipo de cerramiento acristalado, como puede haber en terrazas o jardines, o si el cristal es del contenido como en mesas, armarios, etc.

El menaje del hogar hecho en cristal, como platos y vasos no suele cubrirse. Además, puede que otro tipo de cristales no se cubran, como aquellos que son meramente decorativos y no forman parte de un mueble.

Responsabilidad civil a terceros

Dependiendo de la póliza y el cliente, los seguros multirriesgo pueden tener incluido un seguro de responsabilidad civil. Por ejemplo, aquellos profesionales, empresas o autónomos que contraten un seguro multirriesgo para el inmueble donde desarrollen su actividad estarían cubiertos de los daños que pudieran ocasionar a un tercero, pagando la parte correspondiente de la indemnización que tuviera que apercibir ese tercero a causa del accidente.

También algunos seguros multirriesgo para el hogar incluyen este seguro responsabilidad civil que cubriría también ante daños ocasionados a terceros. Por ejemplo, si el asegurado tiene una mascota y ocasiona daños a un tercero y este tuviese que ser indemnizado.

Consejos para contratar un seguro multirriesgo

El primer consejo y quizá el más importante ya lo hemos ido repitiendo a lo largo de nuestro artículo. Es fundamental conocer las coberturas ates de contratar cualquier seguro multirriesgo.

Es importante leer con detenimiento el contrato, ya que algunas pólizas multirriesgo cubren únicamente aquellos elementos que aparecen mencionados y otras todo lo contrario.

También es importante tener en cuenta los pagos, pues en muchas ocasiones existe una regla proporcional entre indemnización y pago. Es decir, si se quiere reducir el coste pagando menos, puede que la indemnización recibida ante un siniestro sea menor.

¿Te apasiona el sector asegurador? Únete a nuestra red de agentes exclusivos de seguros y trabaja como agente de seguros junto al apoyo de una compañía líder.